16 noviembre 2008

Especial: Evil Dead

En 1979 un joven director llamado Sam Raimi comenzó su carrera cinematográfica con el rodaje de su primera película, un film a medio camino entre el terror más macabro y el humor más gamberro. El argumento en si no aportaba nada nuevo: un grupo de jovenes ingenuos quedan aislados e incomunicados en una cabaña, bajo la mortífera amenaza de una presencia demoníaca. Muchos de esos elementos ya habían sido vistos en otras cintas del género como La noche de los muertos vivientes (George A. Romero, 1968), La matanza de Texas (Tobe Hopper, 1974) o Las colinas tienen ojos (Wes Craven, 1977). El éxito radicó en el entusiasta trío de cineastas formado por el director Sam Raimi, el productor Robert G. Tapert y el actor Bruce Campbell. Con un presupuesto de apenas 350.000 dólares, consiguieron convertir aquel modesto proyecto en un film de culto, que sería revisionado para la inspiración de cineastas debutantes en el género. En los años siguientes originaría dos secuelas de tono más humorístico, formando así la trilogía de terror más divertida de toda la historia del cine.
  • Evil Dead I (Posesión Infernal, 1981)
Un grupo de amigos se dispone a pasar un tranquilo fin de semana en una vieja cabaña oculta entre los árboles de un bosque en las montañas de Tennesse. Allí encuentran un libro antiquísimo, junto a un magnetófono y una grotesca daga. Cuando ponen la cinta en funcionamiento, la voz de un arqueólogo les revela que aquel libro habla de enterramientos y ritos fúnebres. Es el libro de los Muertos, también conocido como Naturom Demonto. Posteriormente el hombre de la cinta comienza a interpretar algunos pasajes del libro, provocando el despertar del Mal que estaba aletargado en el bosque. Uno a uno, los jovenes serán poseídos por el Mal, convirtiéndoles en muertos demoníacos. Ash (Bruce Campbell) es el único superviviente. Tendrá que acabar con sus amigos poseídos, y la única manera de hacerlo es... descuartizarles.

Este es el interesante argumento creado por Sam Raimi, claramente influido por la obra de H. P. Lovecraft y el cine de George A. Romero. La película no consiguió la aceptación por parte de las distribuidoras hasta que Stephen King la vio y la calificó como la cinta más original y terrorífica del año. Tras la excelente critica de King, la película comenzó a proyectarse en salas comerciales. Las limitacones técnicas y el escaso tiempo de rodaje obligaron a Raimi y a sus allegados a involucrarse más personalmente en el film, surigendo así un montón de anécdotas y curiosidades. Aquí recopilo alguna de las más sonadas y conocidas.
  1. Los pescadores que aparecen al principio de la película junto a la carretera son el director Sam Raimi y el productor Robert G. Tapert.

  2. El rodaje comenzó el 14 de noviembre de 1979. Durante la filmación era habitual la ausencia de alguno de los actores (exceptuando a Bruce Campbell, claro). Para reemplazarlos, Raimi recurrió a sus amigos y familiares, que maquillados como los seres demoníacos, eran irreconocibles para el espectador.

  3. El coche de Ash en la película, es el coche de Sam Raimi, que aparece también en las dos secuelas siguientes y en Spiderman.

  4. La voz demoníaca que posee a los jovenes es la de Sam Raimi.

  5. En una escena de Las colinas tienen ojos de Wes Craven, aparece un cartel desgastado de la película de Steven Spielberg, Tiburón. Craven quiso demostrar que su película era mucho más terrorífica que la de Spielberg. Con la misma intención Raimi colocó un destrozado cartel de Las colinas... en una pared del sótano de la cabaña.
A continuación os dejo mi escena preferida de Posesión Infernal, en la que podemos ver a la primera poseída de toda esta historia: la hermana de Ash. (Suban el volumen porque se oye poco).


  • Evil Dead II (Terroríficamente Muertos, 1987)
Pseudo secuela de Posesión Infernal. Abre con una recopilación de los hechos acontecidos en la entrega anterior (como un "previously on..." de las series americanas). Raimi perdió los derechos de la primera parte, así que por razones legales tuvo que cambiar algunos aspectos de la historia. Si en la primera vimos como Ash y cuatro amigos iban a pasar un tranquilo fin de semana en la cabaña, al principio de la segunda, vemos que son Ash y su novia los que se van a pasar un fin de semana romántico en el bosque. Además el libro Naturom Demonto pasa a llamarse Necronomicon ex mortis.
Terroríficamente Muertos ya no es tan terrorífica como su predecesora, sino que es una comedia gamberra y desmadrada. Para Bruce Campbell supuso convertirse en icóno fanático de indiscutible merecimiento. En la tercera parte los tics y chascarrillos de Ash serían explotados al máximo para deleite y divertimento de los fans.

Aquí os dejo la escena de la mano amputada y poseída de Ash. Un momento de comicidad macábra realmente genial.



  • Evil Dead III (El ejército de las tinieblas, 1992)
En esta tercera y por el momento última entrega de la saga Evil Dead, Raimi hace una pequeña incursión en el subgénero de los viajes en el tiempo mandando a nuestro héroe y a su destrozado coche a la Inglaterra de año 1300 d.C.

El ejército de las tinieblas se centra más en la comedia slapstick, y deja a un lado el terror. La figura de Ash como héroe ya está completa: con su mano izquierda maneja la escopeta con destreza, y reemplazando a su amputada mano derecha, la mítica motosierra roja. Para volver al siglo XX tiene que encontrar el Necronomicon y acabar con los seres malignos que aterrorizan al pueblo. Pero el bocazas de Ash acabará por despertar al <>, una armada de esqueletos beligerantes y algo frágiles, con los que Raimi quiso homenajear al genio absoluto de los efectos especiales Ray Harryhausen (Jason y los Argonautas, 1963).

La película cuenta con dos finales distintos. En el final mostrado en el festival de Sitges, Ash se empareda en una cueva, para beber 6 gotas de una poción (cada gota le hará dormir un siglo) y volver al siglo XX. Pero Ash bebe una gota de más y se despierta un siglo más tarde en un Londres post-apocalíptico. Ese final no tuvo buena aceptación por parte del jurado, y por eso se cambió, a pesar de que era el favorito de Raimi.

En la versión original cinematográfica, Ash bebe una poción que le hace volver directamente al siglo XX (aunque esto no se ve). Aparece en la tienda, contando su historia a un compañero, cuando una dependienta es poseída, pero Ash acaba con ella rápidamente. Después de eso, besa a una empleada tras pronunciar esa frase mítica recordada por todos con la que da fin a una de las mejores trilogías del cine: "Saluda al rey, muñeca".

Para ver el final de la versión original cinematográfica, haz click en final feliz. Si por el contrario quieres ver el que se proyectó en Sitges haz click en final post-apocalíptico.

Por último os dejo mi escena favorita de El ejército de las tinieblas. Para verla haz click en Ash vs Mini ashes vs Ash Malo. Y de regalo este video de Evil Dead III a lo 300, ¡buenísimo!.




9 comentarios:

El chache dijo...

¡¡¡Como molan estas putas pelis!!!

Captain Howdy dijo...

Me confieso fan de esta trilogía desde aquellos años 80 en los que ví (y me 'acongojé') por primera vez 'Evil Dead'.
Cuatro amiguetes, cuatro duros y mucho pateo para enseñar 'Within the Woods' a la gente e intentar conseguir el dinero necesario para convertir aquel mediometraje en el largo que sería 'Posesión Infernal'.

Buena idea lo de reinventar la saga y convertirla en comedia de horror; Bruce Campbell terminó convertido en el Dios de la serie B y Ash en un icono del cine, el antiheroe, chulo, torpe y creído al que nadie es capaz de odiar (tremenda la parte en la que se va a buscar el Necronomicón y no se acuerda de las palabras).
Geniales las tres... A ver si hay manera de ver ese 'My name is Bruce' que promete risas a porrillo.

Lo que es inconcebible es que Raimi no posea los derechos de autor de la obra, de ahí que al principio de la secuela vuelva a resumir lo que ya sabíamos; no podía incluir las escenas que él había rodado!.

Salu2

Machete dijo...

Me gustan las tres partes aunque la autentica para mi es la primera y es una de las películas que mas me acojono de pequeño, las otras toman un rumbo muy humoristico esto hace que sirvan para pasar un buen rato, contrariamente a la primera. A ver la de My Name is Bruce si llega a los cines....

Alex dijo...

My name is Bruce tiene buena pinta, pero no se yo si se estrenará en cines.

Machete dijo...

Lo dudo en EE.UU ya esta en Dvd, aquí solo llega lo que factura.

Dante dijo...

Muy buen artículo sobre la trilogía de culto por anotonomasia, me ha gustado mucho. Algunas curiosidades no las conocía, sobre todo lo de la pérdida de los derechos de autor. Ahora, por fin y gracias a tu reseña, entiendo que no cuadraran. Claro, así sí tiene lógica, pues nunca entendía por qué se iniciaba la película con una historia distinta.
A mí, de todos modos, me gustó mucho más "Evil Dead II" por lo completa que es, ya que tiene un final cojonudamente desorbitado, apareciendo en pleno siglo XIV. Es memorable. Aunque reconozco que la primera es un icono indiscutible de films de puro terror.
Vale la pena ver los dos finales de "El ejército de las tinieblas" para valorar bien la obra, asi cada uno escoge el que más le gusta.
¡Saludos!

Möbius el Crononauta dijo...

Robert Campbell, the man, the legend!

Dargor dijo...

De todas maneras, es cierto que la trilogía, evidentemente descendente en ambientes de calidad, de Evil Dead es una de las pioneras en lo que viene siendo la re-invención del cine de George A. Romero pasandola pol filtros bastante mas "B" que el antes mencionado.

El cine de terror se basa o en el argumento o en la originalidad del descuartizamiento gratuito, no lo olvidemos.

Chito dijo...

Muy bueno el post, me ha gustado el blog, me temo que me pasaré a menudo por aquí. Me encanta Evil Dead y estoy deseando ver también la de My name is Bruce.
Saludos.