30 marzo 2010

MIEDO


Cuando los problemas nos superan
y se hacen tan grandes
como la montaña más alta sobre la Tierra,
nos sentimos terriblemente pequeños.

Tan pequeños que creemos estar solos
y vemos todo un cielo cubierto
de millones de estrellas y constelaciones
que se precipita sobre nosotros
irrefrenablemente.

Entonces, sentimos miedo,
y ese miedo nos hace sentir
que somos humanos.